La mejora de la accesibilidad peatonal y rodada, el ajardinamiento y los cambios realizados en el entorno han convertido el aparcamiento de la Feria de Muestras en un espacio más verde y atractivo para estacionar el vehículo privado en las inmediaciones del centro de Valladolid.

El alcalde , Oscar Puente, junto con el Concejal de Movilidad y Espacio Urbano, Luis Vélez, y técnicos municipales han visitado las obras de mejora del aparcamiento disuasorio y de autocaravanas situados frente al recinto ferial, en la Avenida Ramón Pradera.

Con esta inversión (150.000 euros) el Ayuntamiento de Valladolid pretende fomentar el uso de este tipo de aparcamientos disuasorios, bien ubicados y con tarifas muy accesibles: el coste de la estancia durante toda la mañana se limita a 1,30 euros y si en el coche viajan dos personas el aparcamiento es gratuito todo el día.

Las obras ya han concluido y han consistido en la reordenación, ajardinamiento y mejora de accesibilidad rodada y peatonal del Aparcamiento de la Feria de Muestras y su entorno. Dichos trabajos comenzaron en el mes de julio y se han realizado en primer lugar en el aparcamiento de turismos y seguidamente en el de autocaravanas. La intervención se ha ejecutado con cargo al presupuesto ordinario municipal, a través del Contrato de Conservación de las Vías Públicas de Valladolid.

Las necesidades y carencias a subsanar eran principalmente corregir un desorden total en el tránsito peatonal tanto en el interior (se circulaba anárquicamente entre los vehículos y atravesando los parterres lo que generaba frecuentes problemas de seguridad), como en el perímetro (ocurría lo mismo con los parterres que delimitan con las aceras exteriores, entre cuyos setos se han ido abriendo múltiples «pasos» que acababan prolongándose en cruces de calzada por lugares indebidos).

También existían daños generalizados al arbolado, insuficientemente protegido de los vehículos que, al carecer de tope en el aparcamiento en batería acababan chocando con los troncos, dañándolos, e impidiendo el arraigo de las reposiciones de los ejemplares que se acababan secando.

Se daban problemas en el control de accesos de los vehículos, tanto turismos como autocaravanas, que aprovechaban la excesiva permeabilidad para entrar y sobre todo salir por lugares no permitidos o controlados. Y no menos importante, presentaba un aspecto desangelado y mala imagen de un recinto que es la «puerta de entrada» a la ciudad de muchos visitantes y en particular de los que acuden a las distintas ferias y eventos que, en condiciones normales, se celebran cada año en el recinto ferial.

Para solucionar este conjunto de necesidades se planteó una actuación consistente en el ensanche y elevación de la totalidad de las medianas, tanto las interiores entre baterías de aparcamiento para que el tope de las ruedas impidiera a los vehículos chocar con los árboles, como las perimetrales para confinar el espacio, encauzar los itinerarios, ensancharlas en los casos en que se podían convertir en un parterre con más plantaciones y ubicar adecuadamente y con la adecuada accesibilidad los accesos peatonales.

La mayor parte de la inversión corresponde al ajardinamiento de la gran cantidad de parterres resultantes de la actuación, y debía aprovecharse la oportunidad de la actuación urbanizadora para ejecutar las partidas más voluminosas y que requerían el empleo de maquinaria, reposiciones, etc. Así, se han realizado también con cargo a este contrato las redes de riego y el relleno del enorme volumen de tierra vegetal que completarían los citados nuevos parterres, dejándolos únicamente a falta de las plantaciones.

El presupuesto final con cargo a éste Área de Movilidad y Espacio Urbano ha ascendido a 147.600 €, a lo que deben añadirse los 3.800 € con cargo a Aquavall (nuevos sumideros en zonas donde la recogida de pluviales no estaba resuelta) y lógicamente el coste de las plantaciones que ya están siendo realizadas por la Concejalía de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Actualmente ya han sido replantados los árboles que completan las alineaciones y la mayor parte de los arbustos, estando pendientes las zonas de césped, lo que convertirá este aparcamiento, manteniendo el número de plazas, en una zona verde con más de 5.000 m2 de superficie ajardinada, más del doble que antes de la intervención y en muchas mejores condiciones de conservación y de supervivencia de las plantaciones.

En particular, cabe mencionar el importante ensanche del parterre de delimitación con la acera de la Avenida Ramón Pradera (todo el frente de la Feria de Muestras) que, completado con arbustos y césped, mejorará notablemente la imagen de ese entorno.

Algunas cifras que dan idea de la envergadura de la actuación son los más de 2.200 m2 de nuevos bordillos elevados en parterres, los 290 m2 de pavimento de aceras en pasos de peatones, los 425 m2 de reparación de firmes de calzada-aparcamiento, los más de 1.650 m. de tuberías de riego de distintos diámetros, o los más de 2.800 m2 de relleno de tierra vegetal en nuevos parterres.