Valladolid tendrá un Centro de Atención Humanitaria para acogida de personas de otros países que solicitan asilo o protección internacional. El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha planteado este proyecto que defiende el Ayuntamiento de Valladolid porque sintoniza plenamente con las políticas municipales para procurar soluciones a los refugiados. Se trata de uno de los primeros centros que se construyen en España.

El proyecto ha sido desvelado por el alcalde, Óscar Puente; el concejal de Planeamiento Urbanístico y Vivienda, Manuel Saravia, y la concejala de Servicios Sociales, Rafaela Romero.

El Ayuntamiento considera que es un proyecto social y humanitario de vital importancia para resolver un problema que, desgraciadamente, se agrava tras la guerra desencadenada por Rusia en Ucrania, que ha provocado el mayor éxodo de refugiados desde la II Guerra Mundial. A fecha de hoy casi 900.000 ucranianos han huido a otros países y ACNUR calcula que las personas refugiadas llegarán a cuatro millones.

El Centro, que debe estar operativo antes de diciembre de 2024, contará con 200 plazas y se asentará en una parcela municipal ubicada junto al Hospital Río Hortega. Para atender a las doscientas personas serán necesarios 15 trabajadores propios (entre asistentes sociales, abogados y otros profesionales) y 25 empleados externos para realizar diferentes tareas: seguridad, mantenimiento, lavandería y limpieza.

El valor añadido que genera al entorno un Centro de estas características, con 200 plazas, alcanza los 5 millones de euros al año, según el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.  Además, el proyecto integra dotaciones deportivas que serían compartidas por los usuarios y los vecinos que residen en el entorno.

El Centro de Atención Humanitaria -contemplado en el Plan de Recuperación de Transformación y Resiliencia- responde al incremento del número de solicitantes de asilo, que en España se ha multiplicado por veinte en los últimos seis años. Es una obligación atender a todas las personas que solicitan protección internacional, sea por asilo o cualquier otra forma de protección, durante el periodo que transcurre desde la presentación de la solicitud de asilo hasta la resolución definitiva.

La puesta en marcha de este Centro contempla la creación de una comisión permanente de seguimiento con el Ayuntamiento de Valladolid y una colaboración continua en temas de sensibilización social.

El próximo paso será la firma de un “Memorando de Entendimiento entre el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones  y el Ayuntamiento de Valladolid”. El documento será firmado por el ministro, José Luis Escrivá,  y el alcalde, Óscar Puente.

La mayoría de los migrantes solicitantes de asilo llegan a Madrid, pero solicitan acogida en las distintas Comunidades Autónomas. Este proyecto del Gobierno de España que se ejecutará en Valladolid supone un avance en la reorganización del sistema de acogida del país desde el punto de vista territorial.

La decisión del Gobierno Municipal se desvela 10 días después de la visita que realizó el alcalde y varios concejales a Madrid para conocer in situ el funcionamiento de un Centro dependiente del Ministerio.

Parcela para uso colectivo social

La parcela ofrecida por el Ayuntamiento de Valladolid al Ministerio está ubicada en la calle Dulzaina, número 18, frente al Hospital Río Hortega. La parcela, con una superficie de 10.381 metros cuadrados y ubicada en el Plan Parcial Canterac está destinada a “usos de carácter colectivo o equipamiento territorial”. Según el PGOU, está permitido para el siguiente uso básico colectivo: “Colectivo social y asistencial, que comprende las actividades destinadas a la prestación de servicios, información, orientación y ayuda a la población desprotegida o vulnerable”.

El suelo urbano de más de una hectárea ofrecido por el Ayuntamiento, que puede tener una edificación de 4 plantas, será comprado por el Gobierno de España, al precio tasado por los técnicos.

Este Centro aumentará la capacidad del sistema de acogida de inmigrantes con especial importancia a solicitantes de asilo o de protección internacional.