Dos millones de habitantes, los 2 millones que residen en Valencia, Gijón, Vitoria, Fuenlabrada, Logroño y Valladolid se beneficiarán del proyecto “Ciudades Conectadas”, la plataforma de primera referencia a nivel nacional para la implantación, desarrollo e innovación de la movilidad urbana en las ciudades, sirviendo a su vez de herramienta para los ayuntamientos y poniendo en el centro del proyecto la seguridad y simplificación de la herramienta para el ciudadano. A esa cifra de beneficiarios se sumarán los visitantes de estos municipios. El proyecto presentado en Valladolid por los representantes de las seis ciudades es una solución innovadora a nivel estatal, que se adecuará a las necesidades reales de cada municipio y que estará abierta a la incorporación de otras capitales.

Gracias a esta iniciativa las ciudades asociadas derriban límites administrativos y geográficos porque pertenecen, además, a seis Comunidades Autónomas diferentes -Comunidad Valenciana, Asturias, País Vasco, Madrid, La Rioja y Castilla y León- para ofrecer soluciones reales a quienes viven en estos lugares. De hecho, las personas formarán parte de “una gran ciudad” porque con esta solución los vecinos que se desplacen a cualquier ciudad de la red “se sentirán como en casa”.

Un ejemplo

Un ciudadano de Valladolid, una vez registrado en la plataforma y asociado un medio de pago, podrá autorizar su vehículo para acceder a la ZBE (Zona de Bajas Emisiones), comprobar el estado del tráfico, coger un autobús gestionado por AUVASA o alquilar una bicicleta del sistema público.

Al día siguiente, si viaja a Logroño, no necesitará ningún alta nueva y podrá acceder a la ZBE de la capital riojana si su vehículo cumple con las características propias de la ZBE de Logroño.

Además, en otro viaje a Valencia, podrá subirse a la EMT (Empresa Municipal de Transportes) o alquilar una motosharing de la capital valenciana. Todo esto, podrá realizarlo sin darse de alta en ninguna otra plataforma, con soporte general y propio de cada operador y se aplicarán las tarifas más económicas al tipo de usuario y a la forma de desplazamiento, con postpago garantizado. Todo en una única aplicación, con un solo registro y con un único método de pago, que simplificará los trámites para los viajeros.

El proyecto -con un presupuesto de 27,7 millones de euros- está presentado en la convocatoria de los fondos europeos en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España y tiene un periodo de ejecución de 31 meses. Estará finalizado en junio de 2024.  En concreto, figura en los denominados fondos Next Generation del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, dentro del Programa de Ayudas a Municipios para la Implantación de Zonas de Bajas Emisiones y la Transformación Digital y Sostenible del Transporte Urbano.

La meta fundamental es el desarrollo e implantación de una plataforma digital multi-ciudad, en código abierto, para la captación, procesamiento y explotación de datos de movilidad de forma integrada e interoperable. Proveerá de diferentes servicios de movilidad urbana y gestión de la movilidad de forma coordinada, incluyendo la gestión conjunta de las transferencias monetarias con los usuarios.

Ámbitos de actuación:

• Ciudades: una plataforma centralizada para la planificación, estudios y toma de decisiones a tiempo real. Gobernanza basada de datos y experiencias similares en ciudades semejantes. Planificación de viajes con criterios de sostenibilidad.

• Operadores: contacto digital con el usuario y, datos en tiempo real, ajuste de la oferta basados en datos globales, unificación tarifaria y gestión del postpago centralizada.

• Usuarios: información en una sola app, oferta en tiempo real, planificación de viajes, obtención del mejor precio posible, adaptación al tipo de usuario y 100% accesible.

El desarrollo de una plataforma única y común para las ciudades de Valladolid, Valencia, Vitoria, Logroño, Gijón y Fuenlabrada será el nacimiento de un nuevo paradigma de colaboración y desarrollo sostenible en el que poder avanzar en soluciones con un estándar común, compartiendo gastos en desarrollo, comparando situaciones entre ciudades similares, escalable y replicable en el resto de ciudades que deseen incorporarse a esta red.

A pesar de la magnitud y la complejidad tecnológica del sistema, garantizará  la accesibilidad a toda la población. Por ejemplo, las personas con dificultad de acceso a las tecnologías, personas mayores o simplemente con dificultades visuales estarán atendidas con este sistema.

Además, esta herramienta marcará un hito en la investigación y el desarrollo para el sector privado fomentando la innovación de proveedores de servicio de movilidad, proveedores TIC, empresas normalizadoras, etc.

El uso, sencillez, accesibilidad y navegación intuitiva se aplicarán con un equilibrio entre la mejor experiencia de la persona usuaria habitual -generalmente más joven- y la menos habitual de este tipo de dispositivos -personas mayores y/o con algún tipo de discapacidad, generalmente de visión- procurando alcanzar al mayor número posible de viajeros.

Esta plataforma, de fácil acceso y única en España, será la columna integradora de todos los servicios de transporte público tradicionales de las ciudades asociadas al sistema y nuevos servicios de movilidad compartida que se vayan incorporando en las localidades. Se trata de un proyecto pionero donde se generará una plataforma de código abierto con posibilidad de integrar a cualquier ciudad o modo de transporte que desee adherirse a la red.

La disponibilidad de nuevas aplicaciones tecnológicas permitiría hacer más flexible y competitivo el transporte público y nuevas formas de movilidad sostenible, fomentando su uso frente al vehículo privado. En términos generales, esto se traducirá en menos emisiones contaminantes, mayor eficiencia energética en los desplazamientos, menor uso del espacio público y, en consecuencia, incluso se reducirá la siniestralidad.

Además, la plataforma permitirá la integración con el resto de los servicios básicos de transporte, operados, gestionados o relacionados con la Administración Pública correspondiente:

• Taxi.

• Servicios ferroviarios de carácter urbano e interurbano.

• Bus Interurbano

• Bicicleta Pública

La simplificación, teniendo en cuenta la experiencia de las personas usuarias, es la premisa fundamental de la que nace este proyecto. La necesidad de “integrar en una sola APP cualquier modo de transporte y sin importar la ciudad en la que estés” es eje central del que parte cualquier decisión a tomar.