De la misma manera que en las empresas hay personas específicamente formadas en temas como la prevención de riesgos laborales, el Ayuntamiento de Valladolid  promoverá una iniciativa para que haya trabajadores que fomenten y potencien la la sostenibilidad en las empresas y muy especialmente los temas de economía circular.

Es uno de los ámbitos de aplicación del convenio que se ha firmado entre la concejala de Innovación, Desarrollo Económico, Empleo y Comercio, Charo Chávez, y el delegado de Comisiones Obreras en Valladolid, Raúl García. El documento, “Fomento de la Economía Circular en el Tejido Productivo Local”, se concibe como una oportunidad para poner en marcha actuaciones de sensibilización y formación dirigidas a trabajadores, representantes sindicales y empresas de Valladolid que promuevan la sostenibilidad y el desarrollo de competencias verdes. 

Las entidades firmantes, en el contexto de colaboración que propicia el Consejo del Diálogo Social, corroboran así la necesidad de aunar esfuerzos  y experiencias para incrementar el interés de las empresas hacia la economía circular, al tiempo que se forma dentro de las empresas a gestores de esta transición que puedan servir de apoyo y de incentivo de cambio hacia un modelo productivo más sostenible.

El programa, gratuito para los trabajadores, representantes sindicales  y empresas participantes, se desarrollará en un periodo de 3 años, con un presupuesto global de 117.200 euros de los que el Ayuntamiento aporta 99.620 euros con cargo al presupuesto de la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico.

Se trata de un programa innovador al aplicar el enfoque ascendente; es decir, que parte desde los propios empleados, incorporando como parte activa de la transición hacia la economía circular a representantes de la plantilla. Esta perspectiva “de abajo a arriba” -conocida en inglés con la expresión bottom-up- es una novedad en los proyectos de sensibilización y formación de economía circular. 

Otro aspecto singular de este proyecto se refiere a metodología y la elaboración de materiales específicos para la formación de las representaciones sindicales en materia de sostenibilidad y economía circular de las empresas.

Charo Chávez ha remarcado la buena posición de Valladolid en economía circular y el interés del Ayuntamiento por implicar a los agentes sociales en su implantación en el ámbito laboral: “La economía circular tiene una vocación transversal; las administraciones públicas tenemos nuestro papel aplicando los principios de la economía circular a las políticas urbanas que desarrollamos como la movilidad, la gestión del agua o de los residuos, pero también debemos impulsar estos principios en el tejido productivo contando con los propios trabajadores ”.

Por su parte, Raúl García, delegado provincial de CCOO en Valladolid, ha subrayado la importancia de esta iniciativa porque supone un salto cualitativo en el compromiso que tienen que tener los trabajadores y las empresas con la economía circular y todas acciones que se puedan desarrollar para el crecimiento económico sostenible.

Acciones

Las acciones giran en torno a tres ejes fundamentales:

Ø     Sensibilización y formación en general sobre la economía circular.

Ø     Formación de carácter específico en áreas críticas de la economía circular para la empresa y como oportunidad para el inicio de proyectos de circularidad.

Ø     Detección y análisis de obstáculos y posibles incentivos para la implantación de medidas de circularidad en las empresas.

CCOO-Valladolid se apoyará en su entidad Foremcyl, que se encargará de la ejecución de las acciones formativas.