El ministro del Interior acompaña al alcalde de Valladolid, Óscar Puente, en la presentación de la campaña municipal informativa sobre la entrada en vigor, este martes, de la reforma legal que limita a 30 kilómetros/hora la velocidad en calles de un único carril por sentido
El ministro ha estado acompañado por la subsecretaria del Ministerio del Interior, Isabel Goicoechea; el director general de Tráfico, Pere Navarro; el delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo; el subdelegado del Gobierno en Valladolid, Emilio Álvarez Villazán, y distintos mandos de Policía Nacional y Guardia Civil en la comunidad autónoma
En el acto también han participado los miembros de la corporación municipal, entre ellos el teniente de alcalde, Manuel Saravia; el concejal de Movilidad, Luis Vélez; el concejal de Seguridad, Alberto Palomino, y la jefa de Policía Local, Julia González

Grande-Marlaska, ha señalado   que la reforma legal que limita a 30 kilómetros/hora la velocidad en calles de un único carril por sentido “sitúa a España a la vanguardia de un movimiento global que, alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, quiere que nuestras ciudades sean más humanas, que nuestras calles sean calles de vida y para la vida”.

Mañana martes, 11 de mayo, entra en vigor el Real Decreto 970/2020, de 10 de noviembre, por el que se modifican el Reglamento General de Circulación (aprobado por Real Decreto 1428/2003, de 21 de noviembre) y el Reglamento General de Vehículos (aprobado por Real Decreto 2822/1998, de 23 de diciembre), e introduce diversas novedades en la regulación del tráfico urbano.

Una de las más destacadas es la reducción del límite de velocidad de circulación genérico en vía urbana de 50 a 30 km/h para aquellas calles que cuentan con un solo carril por sentido de circulación. El objetivo es reducir la siniestralidad vial, sobre todo la que afecta a los colectivos más vulnerables; garantizar la fluidez de los desplazamientos realizados en las grandes avenidas de la ciudad, y reducir el impacto negativo de la circulación de vehículos en la calidad del aire de las ciudades.

Grande-Marlaska ha acompañado este lunes al alcalde de Valladolid, Óscar Puente, en la presentación de la campaña informativa impulsada por la corporación municipal vallisoletana con motivo de la entrada en vigor de la limitación de la velocidad humana, campaña que se apoya en el eslogan elegido por la Dirección General de Tráfico con este mismo motivo: ‘A 30 hay más vida’.

El ministro ha justificado la elección de Valladolid porque “es una de las ciudades españolas donde el concepto de movilidad sostenible y segura venía siendo una práctica desde hace tiempo”.

El alcalde, Óscar Puente, apoya esta iniciativa porque implementa las actuaciones encaminadas a mejorar el bienestar de la ciudadanía a través de la sostenibilidad en todos los ámbitos: “Quiero agradecer al ministro del Interior que haya elegido a Valladolid para la presentación de estas nuevas medidas en la velocidad en los desplazamientos por las ciudades. Y creo que la elección de Valladolid para ello no es casual, sino que responde al reconocimiento de que estamos trabajando decididamente en la aplicación de medidas que avanzan hacia una movilidad sostenible y más segura”.

Y atendiendo a lo acontecido en ciudades que ya han optado previamente por este tipo de medidas, se producirán menos retenciones y la circulación será más fluida. En consecuencia, Óscar Puente se ha mostrado convencido de que el comercio de proximidad saldrá fortalecido con estos cambios que se van a producir en la movilidad.

El 80% de las calles de la ciudad tendrá un límite en la velocidad inferior a 30 kilómetros por hora. “Es comprensible   que Valladolid se sume con entusiasmo a esta nueva medida de aplicación de nuevos límites de velocidad porque va en perfecta sintonía con el modelo de ciudad que queremos”, según ha subrayado Óscar Puente.

ALINEADOS CON LA ONU

El ministro del Interior ha explicado que, con ser un objetivo fundamental, la reducción del límite de velocidad no se limita a buscar la reducción de la siniestralidad vial, sino que es “una de las medidas más importantes que haya aprobado España en materia de movilidad y seguridad vial porque ayuda a construir ciudades para sus ciudadanas y ciudadanos, donde las calles sirven sobre todo para vivir, transforma nuestras ciudades para que sean más humanas”.

Grande-Marlaska ha recordado que Naciones Unidas integra la seguridad vial en su Agenda 2030 para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en concreto en áreas relacionadas con la acción climática, la igualdad de género, la salud y el bienestar, la planificación de ciudades y comunidades sostenibles, la educación de calidad, las infraestructuras, el consumo y la producción responsable, así como la reducción de las desigualdades.

Naciones Unidas ha recomendado la limitación de la velocidad urbana a 30 km/k en la Declaración de Estocolmo de febrero de 2020, emanada de la Tercera Conferencia Mundial de Seguridad Vial, y en la Resolución que si Asamblea General aprobó el 31 de agosto de 2020. Y el próximo 17 de mayo arranca la Sexta Semana Mundial de las Naciones Unidas para la Seguridad Vial, convocada con el lema ‘Calles para la vida’ y el hashtag #Love30.