Las PYMES no solo consiguen más contratos sino un mayor volumen económico. Las empresas locales se benefician de la política del Ayuntamiento de Valladolid, referencia en España y en la Unión Europea en materia de contratación

Los últimos datos estadísticos de la contratación del Ayuntamiento de Valladolid son concluyentes: las pequeñas y medianas empresas logran el 82% de los contratos y dentro de ese porcentaje las PYMES locales consiguen en libre concurrencia la mitad de las adjudicaciones; el volumen económico de esos contratos se ha incrementado y alcanza el 50%; la litigiosidad es mínima, y se logra un equilibrio entre las pequeñas y grandes empresas.  Según el informe de Intervención, la cuantía de todos los contratos del pasado año en el Ayuntamiento se aproximó a los 94 millones de euros (En concreto, 93.915.607,97 euros)

Las cifras de 2020 evidencian “la buena gestión” en materia de contratación pública puesto que el Ayuntamiento de Valladolid, además de ser premiado en 2019 por la Unión Europea por el apoyo empresarial, figura como la Administración Local referente en el seno de la UE. Asimismo, en la Guía de Buenas prácticas la ciudad de Valladolid aparece como ejemplo tanto en el contexto europeo como en el país, a través del documento recomendado por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

Así lo ha explicado el alcalde, Óscar Puente, en la rueda de prensa celebrada junto a la concejala de Innovación, Desarrollo Económico, Empleo y Comercio, Charo Chávez, y el vicesecretario general del Ayuntamiento, José Manuel Martínez.

El alcalde ha puesto en valor esta forma de gestionar al subrayar que la política del Ayuntamiento de Valladolid –a diferencia de otras administraciones – cumple de forma ejemplar las directrices de la Unión Europea de apoyo a las pequeñas y medianas empresas, ya que son clave en el tejido empresarial. El Ayuntamiento adjudica el 82% de los contratos   a Pymes (En España la media se reduce al 29,4%). Esto supone una apuesta por la economía local a través de las empresas menores de 250 trabajadores que son capaces de competir con otras mayores sin restar un ápice de eficacia y, como es obligado, cumpliendo siempre los principios de libre concurrencia en todos los concursos y cumpliendo la Ley de Contratos del Sector Público en aspectos como la simplificación de los requisitos de solvencia económica y técnica y la división de los contratos en lotes para que puedan presentarse las pequeñas y medianas empresas de un municipio: por ejemplo, si la limpieza de  todos los colegios públicos de la ciudad se licita en un único contrato es lógico que solo puedan presentarse las grandes corporaciones, pero si se distribuye en lotes una empresa vallisoletana puede presentar su oferta para limpiar 3 colegios. 

El Plan de fomento a la participación de las PYMES, una reserva de contratos para las empresas innovadoras y la garantía de pago en menos de 30 días son otros ejemplos incluidos en las normas municipales. 

Un dato especialmente destacable sobre la gestión de la Administración Municipal de Valladolid es el periodo medio de pago:  en 2019 fue de 18,5 días, lo que añade atractivo más para las PYMES. Se ha constatado también que la contratación con las pequeñas y medianas empresas reporta considerables ventajas directas para el Ayuntamiento. En general, las PYMES realizan ofertas más competitivas, pues sus exigencias de beneficios son menores que las de las grandes empresas y sus gastos generales muy escasos; evitan la subcontratación, con el ahorro que supone en el pago por la intermediación del contratista principal; también las empresas locales suelen tener una mayor implicación en la calidad de los trabajos que realizan.

De los 217 contratos adjudicados por el Ayuntamiento de Valladolid en el año 2020, 179 se han adjudicado a PYMES, lo que supone un 82% , y 38 a empresas grandes, con más de 250 trabajadores. El Ayuntamiento de Valladolid ha apostado por una política activa para lograr esa mayor participación de las empresas pequeñas y medianas en sus procedimientos de contratación desde el año 2015, con un decidido y unánime apoyo político y la implicación de toda la organización municipal, incluidas las entidades de su sector público. 

En 2018 se aprobó una norma interna que ha resultado clave en este proceso: la «INSTRUCCIÓN 1/2018, PARA IMPULSAR LA CONTRATACIÓN SOCIALMENTE EFICIENTE EN EL AYUNTAMIENTO DE VALLADOLID Y SU SECTOR PÚBLICO INSTRUMENTAL”

Contrastan estas cifras del Consistorio vallisoletano con los resultados a nivel europeo y nacional, donde los logros en cuanto a contratos adjudicados a pymes son escasos, como ha señalado el Informe especial del Tribunal de Cuentas Europeo de 26 de mayo de 2016:   el porcentaje total de los contratos públicos adjudicados PYMES en 2017 fue en España de un 29,45% y el promedio de la UE un 29%.  

Las cifras de litigios también son ilustrativas. Durante el año 2020, se han presentado 20 recursos, 9 ante el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de Castilla y León, 6 recursos de reposición ante el propio Ayuntamiento y 5 ante los Juzgados de lo contencioso. De los casos ya resueltos, solo en 4% se ha estimado el recurso, uno por el propio Ayuntamiento en reposición. Esto supone una litigiosidad del 9,21%, pero sólo un 2,3% de recursos perdidos.

Valladolid, referente en política de contratación en España y la UE.

La Comisión Europea ha publicado una «Guía de buenas prácticas en contratación pública socialmente responsable», que recopila 71 ejemplos de casos de éxito en la aplicación estratégica de la contratación pública en Europa, 10 de ellos en España.

El sistema de contratación pública del Ayuntamiento de Valladolid es uno de los ejemplos que propone la institución comunitaria como modelo de buenas prácticas: es el único sistema integral de contratación pública socialmente eficiente, no centrado exclusivamente en la inclusión de criterios sociales:

Valladolid’s Strategy to boost socially efficient public procurement: strategic, honest and sustainable. https://ec.europa.eu/info/making-socially-responsible-procurement-work-71-good-practice-cases_en

Making socially responsible public procurement work

Código de buenas prácticas en materia de contratación pública

Valladolid es también la administración que sirve como modelo en el conjunto del país a través de la Federación de Municipios y Provincias. De hecho, la FEMP publicaba en febrero de 2021 el libro “Código de buenas prácticas en materia de contratación pública”, en el que se recogen las medidas del Ayuntamiento de Valladolid

Las PYMES son consideradas la “espina dorsal” de la economía europea, el sector más amplio y que más empleo y valor añadido genera en el UE: suponían en el año 2019 más del 99,8% de las empresas de la UE (el 99,99% en España) y dan trabajo a más de 97,7 millones de personas (8,76 millones, en España), representando el 66,6% del empleo empresarial total (71,9 en España) y el 56,4% del valor añadido bruto de la Unión Europea (61,3% en España); la mayor parte corresponde a las microempresas de menos de diez empleados (93% de media en la UE, 94,7% en España).

El resultado de la política del Ayuntamiento de Valladolid se condensa en una norma con seis títulos que aborda todos los aspectos para lograr una contratación socialmente eficiente: 

  • Título I. Medidas de fomento de la transparencia en la contratación pública del Ayuntamiento de Valladolid y de las entidades de su sector público.
  • Título II. Medidas para facilitar la participación de las pymes en la contratación municipal.
  • Título III. Cláusulas sociales y criterios de compra pública ética.
  • Título IV. Incorporación de aspectos medioambientales en la contratación municipal Título V. Compra pública de innovación e incentivación de la innovación empresarial a través de la contratación del sector público municipal.
  • Título VI. Calidad y sostenibilidad económica de los contratos municipales Las medidas para mejorar la integridad en la contratación son esenciales para desarrollar correctamente las medidas de contratación estratégica con garantía de legalidad y, en particular en relación con las pymes, para generar confianza en la objetividad de las adjudicaciones de los contratos públicos. 

Los pilares de la nueva contratación pública, «integridad» y «estrategia», van de la mano para lograr el objetivo de conseguir una mayor participación de las pymes en la contratación del sector público. Recordar que el sistema de contratación del Ayuntamiento de Valladolid logró el PREMIO EUROPEO A LA PROMOCIÓN EMPRESARIAL 2019, en la categoría MEJORA DEL ENTRONO EMPRESARIAL. Se presentaron 260 propuestas nacionales de 27 países y en Helsinki el alcalde, Óscar Puente, recogió el galardón en noviembre de 2019.