Las obras de la primera fase que engloba este proyecto comenzaron en septiembre y finalizarán en diciembre de este mismo año con la llegada de los nuevos autobuses eléctricos

AUVASA conseguirá una reducción importante en las emisiones de CO2 y los niveles de ruido de la ciudad, mejorando la calidad de vida de la ciudadanía

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), dependiente del Ministerio de Transición Ecológica, ha publicado la resolución definitiva del Programa de incentivos a proyectos singulares en movilidad eléctrica (Programa MOVES Singulares II), dentro del marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

En dicha resolución se muestra la aceptación del proyecto presentado por AUVASA para la «Instalación de puntos de recarga y adaptación de cocheras para la carga.» necesariapara la llegada de los 11 autobuses articulados eléctricos con la finalidad de convertir 100% eléctrica la Línea 1.

Estas ayudas, incluidas dentro del Fondo Europeo de Recuperación Next Generation EU, tienen como objetivo el cambio hacia una movilidad sostenible, segura y conectada en entornos urbanos y metropolitanos, más concretamente el apoyo al despliegue masivo de infraestructura de recarga como clave para el impulso del vehículo eléctrico.

El proyecto de recarga, alineado con los objetivos de la UE, ha obtenido una subvención de un 40% del presupuesto total estimado alcanzando los 510.000 €. Con la ejecución de las actuaciones necesarias de adaptación, que conllevará la electrificación de una de las líneas más importantes de la red de transporte urbano de Valladolid, se conseguirá la reducción tanto de un 8,6% de emisiones CO2, como del nivel de ruido en la ciudad, siendo estos sus objetivos principales.

Las obras para la realización de la primera fase de este proyecto, iniciadas el pasado 19 de septiembre, con fecha de finalización aproximada en diciembre de este año, incluyen la adaptación necesaria de las cocheras, la instalación de los puntos de recarga y la gestión inteligente de la carga eléctrica dejando toda la instalación operativa para la llegada de los autobuses.

Así mismo, la empresa se encuentra en fase de estudio de la licitación para la redacción del proyecto de la segunda fase que engloba la instalación y puesta marcha de una novedosa instalación de recarga sin necesidad de cables mediante pantógrafo invertido, situando a AUVASA en vanguardia en este tipo de instalaciones.

Además, la digitalización propuesta en la instalación de recarga inteligente de los autobuses permitirá las siguientes prestaciones:

· Control remoto de los equipos inteligente de carga.

· Limitación de potencia máxima diferenciando franjas horarias en la carga, optimizando el consumo.

· Priorización automática de la carga de los vehículos según la planificación del servicio.

· Monitorización y control individual del autobús garantizando el aumento de la vida útil de las baterías.

· Recarga de los autobuses sin necesidad de cables, representando así mismo, una mejora del tiempo de carga y disminución del coste de mantenimiento del sistema respecto de los sistemas convencionales.

 

Este proyecto contribuirá a mejorar la calidad de vida de la ciudadanía y creación de entornos urbanos más amables y habitables, fomentando el cambio modal y luchando contra el cambio climático.