La Escuela Fútbol para Todos arrancará su cuarta temporada en Valladolid la primera semana de octubre con doscientas plazas para niños y niñas de cualquier condición física, intelectual y social o familiar y lo hará siguiendo todas las recomendaciones sanitarias para evitar la propagación de la Covid 19.

La concejala de Servicios Sociales y Mediación Comunitaria, Rafaela Romero, y los responsables del proyecto, Eusebio Sacristán y Juan Carlos Rodríguez, han sido los responsables de presentar esta nueva temporada.

El requisito para pertenecer a esta escuela es tener entre 5 y 18 años, querer disfrutar jugando al fútbol y abonar 40 euros para la equipación y el chándal, obligatorios en los entrenamientos, aunque está financiada por el Ayuntamiento de Valladolid a través de su Concejalía de Servicios Sociales para aquellos niños y niñas que se inscriban desde los CEAS pertenecientes al Ayuntamiento de Valladolid.

Esta temporada la Escuela mantendrá el número de participantes de la anterior, así como las sedes de entrenamiento con el objetivo de facilitar la participación de los niños y niñas de cualquier zona de Valladolid.

Los campos de entrenamiento de la Escuela Fútbol para Todos serán el anexo al pabellón Huerta del Rey los lunes, el campo Ribera de Castilla en Rondilla los martes, el del El Palero los miércoles, el campo de Don Bosco los jueves y el de Canterac los viernes.

Habrá dos turnos de entrenamiento por sede, de 16 a 17 horas y de 17 a 18 horas, con veinte plazas por turno. Se mantendrá además el grupo para jóvenes entre 15 y 18 años como la pasada temporada.

Los clubes que gestionan estas instalaciones municipales -Rondilla, Arces, Unión Delicias y Don Bosco-, colaboran además eliminando las tasas de alquiler de los campos.

La escuela arrancará bajo un estricto protocolo COVID 19, con lavado frecuente de manos, desinfección de materiales, uso de mascarilla cuando sea necesario, entrega y recogida de jugadores por los monitores en las entradas de las instalaciones (los padres no podrán acceder a ellas) y uso de vestuario solo para dejar las mochilas y abrigos.

El proyecto está dirigido técnicamente por Juan Carlos Rodríguez -ex jugador profesional de fútbol (Valladolid, Atlético, Barcelona, con quien fue Campeón de Europa, y Valencia) y actualmente jugador de los Barça Legends y jugador y presidente de los Veteranos del Real Valladolid-, que cuenta con voluntarios de la Fundación Eusebio Sacristán como entrenadores.

Además, dos profesionales de la Concejalía de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Valladolid aportarán las orientaciones educativas y sociales necesarias para conseguir el objetivo fundamental de la escuela, crear un espacio de inclusión a través del fútbol pionero en España, con varias entidades e instituciones de la ciudad volcadas en el proyecto, y que ya se ha exportado al resto de la región con la recién nacida Escuela de Deporte Inclusivo de Castilla y León, impulsada por la Fundación Castilla y León.

El plazo de inscripción a la escuela ya está abierto a través del formulario colocado en la web de la Fundación Eusebio Sacristán ( www.fundacioneusebiosacristan.es ) y de los cuatro puntos de la red de Centros de Acción Social de Valladolid.

Proyectos sociales para la integración 

Desde el Ayuntamiento se pone especial interés en el desarrollo de proyectos sociales para la integración de menores y jóvenes de especial vulnerabilidad, por la complementariedad que suponen para una intervención integral con las familias.

A través de la Concejalía de Servicios Sociales y Mediación Comunitaria se aportan recursos de  profesionales para la coordinación y seguimiento del proyecto, en tareas de derivación de participantes, valoración, evaluación, así como asesoramiento técnico a nivel socio-educativo en aquellas intervenciones individuales, grupales y familiares necesarias para el desarrollo correcto de las actividades previstas, dentro de un modelo de normalización de estos grupos de niños y niñas con tan diferentes procedencias, realidades, necesidades y condiciones.

Los objetivos que se pretenden acometer desde los Servicios Sociales con este proyecto se dividen en cuatro líneas de abordaje o ámbitos de intervención (individual, grupal, familiar y comunitaria) con los siguientes objetivos a desarrollar:

Dentro del Área Individual:

  • -Conseguir una asistencia regular de aquellos menores objetos de seguimiento.
  • -Formar a los niños y niñas en actitudes y hábitos de carácter adaptativo.
  • -Posibilitar un desarrollo evolutivo y madurativo idóneo.
  • -Fomentar y favorecer la adquisición o mantenimiento de unos niveles óptimos de autoestima en los menores.
  • -Hacer del deporte un medio de desarrollo físico, psíquico y social.

En el área Grupal:

  • -Favorecer la adquisición de valores esenciales en la dinámica e interacción grupal
  • -Desarrollar pautas y normas esenciales de interacción social.
  • -Facilitar las actitudes positivas hacia una integración de los diferentes componentes del grupo, independientemente de su condición física, psíquica o social.
  • -Eliminar los estereotipos que condicionan las relaciones de iguales.

En el ámbito del área familiar:

  • -Generar actitudes positivas de los padres hacia la formación de sus hijos
  • Implicar a los padres en la dinámica de un uso educativo y positivo del ocio y tiempo libre y en especial del deporte en la formación de sus hijos.

En el área comunitaria:

  • -Facilitar y favorecer el acceso a espacios de ocio y deportivos a niños y niñas en desventaja.
  • -Educar en el uso correcto de los recursos públicos y comunitarios.
  • -Formar a los niños en actitudes positivas hacia las vías de participación social.

La Escuela Fútbol para todos es uno de los proyectos de la obra social de la Fundación Eusebio Sacristán, que organiza además y entre otros, competiciones sociales de fútbol y baloncesto de octubre a junio para más de mil jugadores y gestiona la instalación La Roca Multiaventura en Palencia, por la que en 2019 pasaron más de 20.000 personas en actividades de verano, extraescolares, eventos privados infantiles, escolares que participan en el proyecto de Inmersión Lingüística de la FES o empresas en jornadas de coaching.

La Fundación Eusebio Sacristán puso en marcha la Escuela Fútbol Para Todos en noviembre de 2017 para atender a un sector de población infantil que no tenía cabida en el fútbol federado y a veces ni siquiera en el escolar, por sus capacidades físicas, intelectuales, su situación familiar o simplemente por no poder asumir el compromiso que supone una liga federada, pero que quería practicar este deporte.

La primera temporada arrancó con treinta niños que se entrenaban los lunes en Huerta del Rey, y acabó con cerca de cincuenta y dos grupos a mayores de adultos, uno con usuarios de Proyecto Hombre Fundación Aldaba y otro con usuarios de la Fundación Intras para personas con malestar psíquico. Cerró su tercera temporada (19/20) con más de doscientos participantes y actividades a distancia por el confinamiento motivado por la crisis del coronavirus.