La Concejalía de Movilidad y Espacio Urbano del Ayuntamiento de Valladolid, a través del Servicio de Espacio Público e Infraestructuras, acometerá durante el presente ejercicio, un número muy importante de actuaciones de renovación y mejora de pavimentos asfálticos en calzadas y aparcamientos, mediante el Lote 2 del Contrato de Conservación de las Vías Públicas de Valladolid. De hecho, ya ha arrancado segunda campaña de aglomerado que se ejecutará en las próximas semanas.

Para el concejal de Movilidad y Espacio Urbano, Luis Vélez, “con estas actuaciones de aglomerado, complementarias con otras obras que se ejecutan a lo largo del año, se llegará a todos los barrios, a todos los rincones de la ciudad”. El objetivo –como subraya Luis Vélez – es que todas las zonas de Valladolid se beneficien de las inversiones del Ayuntamiento para “mejorar nuestras calles y nuestras plazas”.

El importante volumen de la inversión a realizar alcanza 1.600.000 euros en el presente ejercicio, de los cuales 1.500.000 euros corresponden al presupuesto ordinario que el Área dedica anualmente a las actuaciones de conservación viaria, y 100.000 euros corresponden a la inversión complementaria que realiza la sociedad municipal Aquavall para acometer pequeñas renovaciones, ampliaciones o reformas de las redes de abastecimiento y saneamiento en aquellas vías públicas en las que se realicen las intervenciones anteriores y que se ejecutan simultáneamente con el mismo contrato, para una mayor eficacia, menores afecciones totales al tráfico peatonal y rodado y mejor economía de medios. Entre las dos fases de la campaña son 46 actuaciones.

Como en años anteriores, las intervenciones correspondientes a este contrato se han agrupado en dos fases- comúnmente conocidas como «campañas de aglomerado»- que se desarrollan durante los meses de mejor climatología para garantizar los mejores resultados y mayores rendimientos. En este caso se realizó la primera de estas campañas a lo largo de abril y mayo. Únicamente se añadió a la misma un importante tramo del Paseo Juan Carlos I, entre las avenidas de Segovia y la de Madrid.

La segunda campaña se ha programado para los meses de pleno verano, desde la tercera semana de julio hasta la tercera de septiembre, y se centra especialmente en los viales con mayor intensidad de tráfico (donde se ejecutará la renovación del aglomerado en horario nocturno para paliar las molestias a los conductores) y los más céntricos, además de algunas intervenciones en el barrio de Delicias que no se acometieron esta pasada primavera.

En cuanto a la tipología de las intervenciones programadas, pueden agruparse principalmente en dos: mayoritariamente se trata de renovaciones de la capa de rodadura de aglomerado asfáltico en caliente en calles e intersecciones donde ésta se encuentra ya muy degradada, y tratamientos superficiales con acabado antideslizante coloreado tanto en las nuevas calles peatonales del centro como en carriles bici existentes que están siendo recuperados.

Con todo ello, se ha confeccionado la programación adjunta que comprende actuaciones en las siguientes vías públicas:

En horario nocturno se acometerán dos tramos de la Avenida de Salamanca (calzada sentido sur entre Miguel Ángel Blanco y paso inferior, y la semiintersección sentido oeste con Padre José Acosta), y las tres grandes intersecciones completas de la Avenida de Zamora (con Callejón de la Alcoholera, con el Camino Viejo de Simancas, y con el Paseo de Zorrilla).

Ya en horario diurno, se renovarán los aglomerados de las calles Niña Guapa, Padre Claret, Merced (de Don Sancho a Maldonado), Cervantes, San Antonio de Padua, Doctor Cazalla, San Ignacio, Zapadores (de Embajadores a Arca Real), Arca Real (de Transición a General Shelly), Pasión, María de Molina (de Plaza Santa Ana a Doctrinos) y el tramo estrecho de Veinte de Febrero. En estas tres últimas, que se encuentran en proceso de peatonalización, junto con Doctrinos (entre Santiago y María de Molina), se extenderá posteriormente un tratamiento tricapa, ornamental, coloreado y antideslizante.

Por último, en los dos carriles bici de la Avenida de Zamora (entre el Puente de la Hispanidad y el paso elevado sobre el FF.CC.) tras una reparación de todas las deficiencias se extenderá un tratamiento de acabado coloreado similar, aunque más sencillo que el anterior.

Como en anteriores campañas, resulta necesario solicitar la mayor comprensión y colaboración ciudadana, especialmente de los conductores, con el fin de conseguir la mayor agilidad (generalmente, se ciñen a un solo día las labores de fresado en cada calle y a otro día la extensión del aglomerado). En todo caso, los trabajos se señalizarán adecuadamente y, donde resulte necesaria, se contará con la regulación de la Policía Municipal.