El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha criticado hoy con dureza la falta de previsión y de compromiso de la Junta de Castilla y León con el sector hostelero de la Comunidad, que nuevamente se verá perjudicado por las nuevas medidas restrictivas decretadas por el Ejecutivo autonómico sin dar un mínimo margen de maniobra a titulares de muchos negocios que se verán obligados a cerrar.

“Hablamos de restaurantes que compran bienes perecederos, qué menos que darles una semana de margen. Creo que después de un año y pico, un mínimo de previsión y anticipación, es exigible”, ha comentado el alcalde que se ha mostrado especialmente crítico con el nulo apoyo económico recibido por el sector por parte de la Junta.

“Siguen sin llegar las ayudas de la Junta al sector de la hostelería en Castilla y León. El Ayuntamiento de Valladolid, sin embargo ha puesto 13 millones en ayudas directas para Pymes y autónomos, muchas de ellas del sector de la hostelería, ha condonado la tasa de terrazas por dos años, lo que supone, entre unas cosas y otras, más de dos millones de euros. Además, ha puesto sobre la mesa dos millones más en ayudas a la digitalización de los negocios, campañas de bonos ayuda para la hostelería y hoteles de la ciudad…. ¿Dónde están las ayudas de la Junta? No puede ser todo prohibir, restringir. No entro en si es o no necesario adoptar medidas sanitarias, pero lo que no puede hacer una administración es escurrir el bulto completamente y no dar ni un céntimo de ayuda a los sectores que se están viendo perjudicados por la pandemia. Los ayuntamientos, y en concreto el de Valladolid, hemos hecho mucho más de lo que nos compete y debería esperarse frente a los que no han hecho absolutamente nada”, ha sentenciado el alcalde.