El Ayuntamiento de Valladolid se convertirá en un “cliente” de las librerías de la ciudad, que aportarán las últimas novedades literarias a las bibliotecas municipales y los elementos bibliográficos que sean necesarios

La fórmula elegida por el Ayuntamiento de Valladolid para el suministro del material que precisan las bibliotecas municipales y el Archivo supone una prueba más del compromiso del Equipo de Gobierno con las pequeñas empresas, al tiempo que se cumple una de las reivindicaciones del Gremio de Libreros de la ciudad. En la pasada  Junta de Gobierno se  ha aprobado la homologación de proveedores para la adquisición de fondos bibliográficos para las Bibliotecas Municipales y Puntos de Lectura, así como para el Archivo Municipal de Valladolid.

En virtud de este acuerdo, los distintos suministradores homologados irán recibiendo pedidos, de forma sucesiva y periódica, de conformidad a las solicitudes que se formalicen desde el Centro Municipal de Bibliotecas, del que dependen las diez Bibliotecas Municipales y los nueve Puntos de Lectura con los que el Ayuntamiento presta este servicio en todos los barrios de la ciudad.

Se pretende con ello un doble objetivo: en primer lugar, que tanto los centros bibliotecarios puedan contar con las novedades literarias y multimedia del momento, con un número de volúmenes lo suficientemente atractivo para seguir acercando a los ciudadanos de Valladolid a las bibliotecas, para que éstas puedan disponer de un fondo bibliográfico y audiovisual adecuado para prestar su función como centros de cultura de uso público y gratuito entre usuarios de todas las edades.

La fórmula del Acuerdo Marco, que ya se utilizó para contratar el suministro de fondos bibliográficos para las Bibliotecas Municipales y Puntos de Lectura en el Ayuntamiento de Valladolid durante el periodo 2018-2019, ha permitido dar respuesta a una tradicional reivindicación del Gremio de Libreros de Valladolid: suministrar libros a las bibliotecas y al archivo municipal de su ciudad. Hasta esa fecha el suministro de todos los fondos bibliográficos se contrataba como un único lote y se adjudicaba a una única empresa, que se hacía cargo de todos los pedidos mientras durara el contrato.

El sistema del Acuerdo Marco permite «repartir» el contrato entre todos los suministradores que han solicitado participar en este proceso y han cumplido los requisitos establecidos. Una vez homologados, todos ellos recibirán pedidos, con lo que se consigue el objetivo de este Ayuntamiento de facilitar la participación de las pymes en la contratación municipal.

Como novedad respecto al acuerdo marco anterior, que se refería únicamente al suministro de fondos para las Bibliotecas Municipales y Puntos de Lectura, en esta ocasión se ha incorporado al acuerdo el suministro de fondos bibliográficos para el Archivo Municipal.

Los suministros de fondos bibliográficos se han distribuido en tres lotes: libros para las Bibliotecas Municipales y Puntos de Lectura, fondos en formato multimedia (DVD) para las 10 Bibliotecas Municipales y 8 Puntos de Lectura, y libros tanto en formato papel y digital para el Archivo Municipal.

Compromiso con las librerías de la ciudad

Así, las librerías vallisoletanas Don Quijote, La Victoria, Papiro, Margen, Oletvm, Eurobook,La Casa del Libro (Espasa Calpe), Maxtor y Etiam, junto con la librería Gil de Santander y la papelería Somar de Villanueva de los Infantes (Ciudad Real), suministrarán los libros para las diez Bibliotecas Municipales y los ocho Puntos de Lectura del Ayuntamiento de Valladolid.

Además, la empresa vallisoletana de distribución de artículos multimedia Distriasvy S.L., así como las librerías de Valladolid Don Quijote y Maxtor, junto con Tatarana de Barcelona, suministrarán los fondos en formato multimedia (DVD) para las 10 Bibliotecas Municipales y 8 Puntos de Lectura.

En cuanto al Archivo Municipal, que se incorpora por primera vez a este Acuerdo Marco, sus libros tanto en formato papel y digital los suministrarán las librerías de Valladolid Don Quijote, Moiras y Maxtor, además de la castellano-manchega Somar y la madrileña Dykinson.

El procedimiento para la homologación de suministradores ha sido tramitado conforme a lo dispuesto en la Ley de Contratos del Sector Público.

El plazo de duración del acuerdo marco es de dos años, para los ejercicios 2021 y 2022, y se prevé la posibilidad de prórroga por un año más, hasta fin de 2023. 

El presupuesto total de este contrato es de 364.500 euros para los tres años 2021-2023, es decir, 121.500 euros anuales, de los que cada año se destinarán 89.000 euros a libros para  Bibliotecas Municipales y Puntos de Lectura, 23.500 euros para material multimedia para Bibliotecas Municipales y Puntos de Lectura, y  9.000  euros para fondos del Archivo Municipal. Las cantidades destinadas a la adquisición de fondos para las Bibliotecas Municipales y Puntos de Lectura suponen un incremento del 5% sobre la cantidad destinada a esta partida en los años 2019 y 2020.