Diez policías municipales, previamente formados, se encargarán de pilotar los drones adquiridos por el Ayuntamiento de Valladolid para complementar las tareas de control, vigilancia y seguridad. La Unidad de la Policía Municipal ha sido presentada por el alcalde, Óscar Puente, y el concejal de Salud Pública y Seguridad Ciudadana, Alberto Palomino. En el Centro Municipal de Acústica, ubicado en la calle Olimpiadas, han podido comprobar el funcionamiento de las pequeñas aeronaves.
Tras la adquisición por parte del Ayuntamiento de las dos unidades de RPAS,  comúnmente conocidos como drones, hoy se  presenta  la Unidad de Policía Municipal específica en este ámbito, para realizar funciones muy variadas:  vigilancias, búsqueda y rescate, incendios, controles de masas y  aforos, dispositivos de seguridad y controles específicos de tráfico, reconstrucción de accidentes  , así como colaboraciones estrechas con otras áreas como medio ambiente, urbanismo… Aunque la decisión se adoptó antes del verano con la intención de realizar tareas vinculadas a las medidas de prevención del COVID-19, los aparatos serán utilizados en todas las funciones posibles.
Los drones –provistos de herramientas de grabación- permitirán comprobar visualmente lugares a donde no pueden llegar los ojos de los policías. Los ejemplos son muy diversos: gracias a estos aparatos se podrá comprobar  a través de la ventana qué ocurre en una vivienda situada en el sexto piso de un inmueble si los vecinos advierten que vive una persona mayor y llevan demasiado tiempo sin percibir señales de vida. Como es un dispositivo aéreo controlado a distancia por un agente podrá planear por espacios alejados de las vías públicas para comprobar, por ejemplo,  si existen  vertidos ilegales.
Los equipos que dirigirá la Policía Municipal podrán sobrevolar todo el espacio aéreo de Valladolid, ya que ningún edificio de la ciudad supera los 120 metros de altura.
El presupuesto total ronda los 18.000 euros:
Los drones han costado 9.803 euros. A esto se añade el coste del curso , un ordenador, dos tablets y el transmisor.
2 Drones: 9.803 €
Curso: 5.687 €
Ordenador: 1.457 €
2 tablets: 600 €
Transmisor: 389 €.
El sistema, pendiente de la aprobación de un decreto del Ayuntamiento de Valladolid, cumple con la normativa vigente y está coordinado con el Ejército del Aire,  que tiene las competencias de control de la zona aérea de Valladolid. El vehículo aéreo no tripulado RPAS (Acrónimo procedente de la denominación inglesa Remotely Piloted Aircraft System) pertenece al  modelo Mavin Air 2 Enterprice –de la marca DJI–, con una autonomía de media hora, una dimensión de  40 centímetros de diámetro y 1,4 kilos de peso.