La rampa del Parque Patricia y los ascensores verticales de las calles Ánade, Estornino y Oriol, mejorarán notablemente la movilidad y accesibilidad de todo el vecindario

Renovación de aceras, mejora de zonas verdes, nuevo alumbrado público, mejora de la accesibilidad con nuevos pasos de peatones y un nuevo carril bici bidireccional son algunas de las actuaciones destacadas

El alcalde de Valladolid, Oscar Puente, junto con el concejal de Movilidad y Espacio Urbano, Luis Vélez, ha visitado varias obras importantes ejecutadas en los barrios de Pajarillos y San Isidro durante los últimos meses por parte del Ayuntamiento. En la visita han estado acompañados por técnicos municipales, así como por representantes de la Asociación Vecinal “La Unión” de Pajarillos y la Asociación Vecinal “El Páramo” de San Isidro.

Son cinco las actuaciones ejecutadas, vinculadas a los Presupuestos Participativos, y todas ellas realizadas con el Contrato de Conservación de las Vías Públicas, con un presupuesto ejecutado de 375.142 euros.

 Reparación de aceras y nuevo carril bici en Paseo Juan Carlos I

Esta actuación fue aprobada por los vecinos y por tanto formaba parte de los Presupuestos Participativos. Se ha ejecutado la reparación de aceras y nuevo carril bici en el Paseo Juan Carlos I, entre la Avenida de Soria y la calle Faisán. Además de un buen número de reparaciones en varios tramos de la acera, mejoras de accesibilidad y nuevo acceso al colegio Narciso Alonso Cortés, lo más novedoso ha sido la construcción de 750 metros de carril bici bidireccional.

Dicho carril se ha construido eliminando uno de los carriles de tráfico, manteniendo y en algunos casos mejorando la anchura de la acera y las conexiones con los parques, y manteniendo igualmente las plazas de aparcamiento. Asimismo se han reubicado algunas farolas, la mayor parte de los semáforos (incluyendo la regulación ciclista) y se ha renovado un buen número de bancos.

 

Reurbanización acera Paseo Juan Carlos I, entre Paseo San Isidro y calle Tórtola

Otra inversión importante se ha ejecutado en la acera opuesta del Paseo Juan Carlos I, entre el Paseo San Isidro y calle Tórtola, donde se había aprobado en Presupuestos Participativos el ensanche y mejora de dos tramos de acera, los que corresponderían a la trasera de la Plaza Biólogo José Antonio Valverde.

La intervención ha sido mucho más ambiciosa, abarcando toda la longitud indicada con lo que se consigue mayor y más uniforme anchura en todo el itinerario, renovándose el pavimento en los tramos necesarios, renovando toda la canalización de alumbrado y reubicando los puntos de luz, y consiguiendo, asimismo, nuevas plazas de aparcamiento.

Estos ensanches de acera permitirán además un mejor desembarco de los peatones en los nuevos ascensores verticales cuya instalación se ha iniciado.

Reparación de aceras en calle Páramo de San Isidro, en barrio Buenos Aires

Esta inversión prevista en los Presupuestos Participativos 2019 se ubica realmente en el Barrio de Buenos Aires, si bien conecta con las anteriores: se trata de la reparación de aceras de la calle Páramo de San Isidro. Dado que en este caso las obras del carril bici se han proyectado y contratado independientemente (se encuentran en ejecución), se ha optado por destinar el presupuesto a la reparación de aceras y mejoras de accesibilidad, en exclusiva, habiéndose priorizado la acera más próxima a las viviendas del barrio, que presentaban muchos daños por las raíces de los árboles, afecciones de obras privadas inacabadas, estrechamientos, etc.

Reparación de la calle peatonal entre las calles Tórtola y Pelícano

Esta actuación fue aprobada en los Presupuestos Participativos 2020, y ha consistido en la reparación del espacio peatonal existente entre las calles Tórtola y Pelícano, junto al centro de salud.

Esta zona y en particular la plaza, se encontraba seriamente afectada por el levantamiento de pavimentos causado por el empuje de los grandes plátanos que condicionaban la solución. En este caso, se ha priorizado el mantenimiento del arbolado, que no sobra ni mucho menos en los espacios interiores del barrio, por lo que se han debido ensanchar tanto los parterres como las zonas terrizas a costa de las zonas pavimentadas.

Asimismo se ha mejorado el alumbrado que resultaba escaso en los accesos al centro de salud y se han dejado preparados los espacios para la próxima renovación de los bancos (22) que realizará en enero el servicio de Parques y Jardines.

Mejora de la accesibilidad y seguridad peatonal en la intersección de las calles Pavo Real y Martín Pescador

Por último, se ha realizado una actuación de mejora de la accesibilidad y seguridad peatonal en la intersección de las calles Pavo Real y Martín Pescador. Para su mejor ordenación se han construido las correspondientes «orejas», con sus rebajes accesibles dotados de pavimento táctil, lo que a su vez ha permitido la señalización de los nuevos pasos de peatones y la eliminación de la posibilidad de aparcamientos indebidos en las esquinas que daban lugar a numerosas quejas y problemas.

En todo caso, se ha optado por una intervención «modesta» a expensas de futuras reurbanizaciones que pudieran abarcar al conjunto de alguna de las calles.

Rampa Parque Patricia

La presente obra constituye una mejora en la accesibilidad universal y eliminación de barreras en el acceso al Parque Patricia, aspecto muy demandado por los vecinos del barrio pues la rampa-escalera existente no cumple con los requisitos mínimos de accesibilidad. Esta rampa, no solo constituye el acceso al parque desde el paseo Juan Carlos I, sino que se usa habitualmente como conexión rápida entre el barrio de Pajarillos Altos y el centro de la ciudad.

Se trata de una actuación aprobada en Presupuestos Participativos, pero que tuvo ciertos problemas y paralizaciones en su arranque al tener que modificar el trazado inicialmente proyectado por la necesidad de conservar un Cedro del Líbano de gran porte ubicado allí, con un sistema radicular más extendido y superficial de lo previsto y con riesgo de resultar afectado en caso de ejecutar la rampa en la ubicación inicialmente proyectada.

Por fin, la obra se reinició en junio de este año, y consiste en una rampa de dos metros de anchura libre en toda su longitud, formando un zigzag compuesto por ocho tramos de unos diez metros de longitud cada uno con una pendiente menor o igual al 8%, absorbiendo el total del desnivel (unos siete metros). En las mesetas de cada tramo se han colocado bancos de madera sobre prismas de hormigón blanco a modo de descansadero para las personas que así lo necesiten o deseen disfrutar de la ladera como zona estancial al igual que lo harían en el propio parque.

Se ha intervenido también en el ajardinamiento del talud que va recorriendo la rampa, sustituyendo al césped anterior por parterres de especies vegetales decorativas para dotar al recorrido de cierto atractivo paisajístico, una vez hayan crecido y alcanzado su tamaño final.

El proyecto contempla que el propio pavimento de la superficie de la rampa contenga un acabado fotoluminiscente, que reflejará por la noche la radiación solar captada durante el día en las zonas más oscuras. No obstante, se ha colocado nuevo alumbrado (inicialmente no previsto) para dotar al recorrido del nivel de iluminación exigido para las aceras.

La obra se ha ejecutado por parte de la empresa CONEZTA S.L, con un presupuesto total de 107.494 euros.

 Ascensores verticales en San Isidro

La intervención que ya ha comenzado a ejecutarse consiste en la implantación de tres elevadores urbanos emplazados respectivamente en los fondos de saco de las calles Ánade, Estornino y Oriol, en el barrio de San Isidro, con la finalidad de salvar el desnivel existente entre dichas calles y el acerado lateral del Paseo de Juan Carlos I garantizando unas adecuadas condiciones de accesibilidad y movilidad.

El contrato para la ejecución, de las obras se adjudicó recientemente mediante procedimiento abierto a la empresa D-TODO INGENIERÍA Y DESARROLLO S.L. por un importe total de 400.417,52 euros (IVA incluido,)

Actualmente los trabajos se encuentran en fase de ejecución con un plazo estimado de ejecución de cinco meses, por lo que resulta previsible la finalización de los mismos y consiguiente puesta en funcionamiento de los aparatos elevadores al final del primer cuatrimestre de 2021.

La inversión total de estas siete actuaciones suma un importe de 883.053 euros.