La urbanización por primera vez de esta calle, que se encontraba en tierra, ha contado con un presupuesto de 80.405 euros

 Si hace unos días el alcalde visitaba la obra del parque El Tomillo –próxima a los barrios Belén y Los Santos Pilarica – y una semana antes la calle Peninsular, en la Cuesta de la Maruquesa, hoy Óscar Puente ha comprobado la ejecución de otro proyecto de la periferia: la calle Majuelos de Puente Duero, el barrio más alejado del centro de la ciudad, ubicado a 11 kilómetros de la Plaza Mayor.

El alcalde de Valladolid junto con el concejal de Movilidad y Espacio Urbano, Luis Vélez, y técnicos municipales han visitado las obras finalizadas de urbanización de la calle de los Majuelos, acompañados también por representantes de la Asociación Vecinal “Nuestra Señora del Duero”.

Se trata de la primera vez que se urbaniza esta vía, una de las que todavía se mantenían en tierras en el barrio de Puente Duero. La calle tiene unos noventa metros de longitud y siete de anchura media y da acceso a trece parcelas, la mayoría con sus respectivas viviendas.

Esta intervención se ha ejecutado por parte de la Concejalía de Movilidad y Espacio Urbano, en concreto por el Servicio de Espacio Público e Infraestructuras, mediante el Contrato de Conservación de las Vías Públicas, con cargo al Presupuesto Ordinario.

La inversión total realizada por el Ayuntamiento ha alcanzado los 80.405 euros, de los cuales 61.674 euros han sido a cargo del citado Contrato de Conservación de las Vías Públicas, 4.210 euros a cargo del Contrato de Conservación de Alumbrado y 14.521 euros a cargo de Aquavall.

Si bien la red de saneamiento ya se encontraba construida y en buen estado, se comprobó la ausencia de acometida para las dos últimas parcelas, con lo que se ha aprovechado para su ejecución evitando así futuros daños al pavimento.

Ha sido preciso renovar el resto de conducciones municipales como la de abastecimiento (que se encontraba incompleta y en muy mal estado) y la de alumbrado (apoyada en postes y con tendidos aéreos).

Asimismo, se han construido las canalizaciones para el soterramiento de los restantes servicios, en particular los de energía eléctrica (ya entubado por Iberdrola) y de telefonía (todavía pendiente del soterramiento de cables por parte de Telefónica), ya que también se encontraban apoyados en postes y con tendidos aéreos que no cumplían la normativa.

Seguidamente se ha realizado la pavimentación, con estructura de plataforma única con corredera central. Sobre una subbase de veinte centímetros de zahorra artificial procedente de reciclaje se ha extendido un firme de hormigón tipo HF-3,5, de veinte centímetros de espesor, con acabado mediante fratasadora mecánica y coloreado, similar a las últimas intervenciones en viales del mismo tipo dentro del Barrio.

Asimismo, se ha aprovechado para realizar una pavimentación provisional con hormigón en el acceso desde el Camino Fuentes, hasta que se produzca la urbanización del mismo con cargo al desarrollo urbanístico de las parcelas contiguas.