Ante la dimensión del proyecto del colector del Paseo Zorrilla los responsables de  la Concejalía de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, María Sánchez; y de Movilidad y Espacio Urbano, Luis Vélez, han comunicado a los vecinos los efectos y las consecuencias de las obras, que tienen un presupuesto de  casi 1,3 millones de euros (En concreto 1.275.315 euros) y que permitirán mejorar la red de saneamiento , con 15.000 usuarios directamente beneficiados , aunque también de manera general toda la ciudad.

De esta forma el Ayuntamiento de Valladolid, a través de AQUAVALL, cumple con el compromiso de invertir en las redes del ciclo integral del agua los beneficios generados por la gestión de la empresa pública.

La ejecución de este proyecto permitirá corregir las deficiencias detectadas en el colector con una longitud de 1.015 metros, fruto del desgaste natural de la infraestructura y modernizará este importante tramo de la red de alcantarillado.

Se trata de una obra de especial complejidad por lo que se decidió acometer su ejecución en cuatro fases, cada una de las cuales coincide con una manzana de edificios, ejecutándose así en tramos de calle entre intersecciones, con el fin de minimizar la incidencia sobre el tráfico de la ciudad al tratarse de una intervención en una de las arterias principales, y en los vecinos del entorno.

Precisamente, en una reciente reunión mantenida entre los concejales y la Asociación de Vecinos Reina Juana de la Zona Sur se ha puesto en valor la labor de coordinación que se ha llevado a cabo desde hace meses entre las dos áreas para minimizar en la medida de lo posible las molestias a la ciudadanía.

La coordinación con todos los servicios afectados ha permitido que se hayan buscado soluciones alternativas para intentar reducir en lo posible las molestias; de cara a los cortes de tráfico, con carácter general se ha diseñado un plan en coordinación con el área de Movilidad del Ayuntamiento de Valladolid, para habilitar en todo momento un carril reservado para transporte público, bicis y motos en dirección al centro de la ciudad; y dejando libre, salvo en la primera fase, la circulación en sentido a la zona sur.

Información técnica

La previsión es que en la semana del 30 de noviembre se habilite el tráfico hacia la plaza del Doctor Quemada con dos carriles, así como un carril más para el bus a lo largo del Pº de Zorrilla, como hasta ahora. Igualmente se habilitará el giro desde la plaza del Doctor Quemada hacia el barrio de la Farola a través de la calle Goya desde el puente de Arturo Eyríes.

En la calle Aurora y en las mismas fechas, se habilitará la salida del barrio de La Farola hacia el sur de la ciudad y hacia el Cuatro de Marzo. Igualmente quedará habilitado el cruce desde la calle Granados a la calle Aurora.

La ordenación del tráfico recoge una solución   hasta finalizar las obras desde el tramo de la carretera Esperanza a la calle Hípica.  A los residentes del entorno se va a permitir acceder    por la carretera de la Esperanza y la calle Goya y salir por la calle Aurora y la calle Hípica. Estarán cortadas la calle Luna y Arzobispo García Goldaraz.

Se habilitará una dársena para autobuses entre las calles Arzobispo García Goldáraz y Aurora para trasladar la parada de autobuses frente a El Corte Inglés, así como el corte de este cruce de Arzobispo García Goldáraz. (tras la apertura de la calle Aurora).

Antes de las Navidades se pretende acometer la obra que afecta al cruce de la calle Hípica con Zorrilla. Se habilitaría, una vez ejecutado este cruce, un segundo carril de salida hacia el norte desde la calle Aurora, estimando que, aunque de forma provisional, también restablecer la salida de la calle Hípica.

A mediados del mes de enero de 2021 se va a empezar a construir un carril bici para aprovechar las obras del colector.

Repercusiones en AUVASA

Respecto a las posibles incidencias que conlleva la citada obra estos son los cambios que afectan al transporte público de AUVASA. En todo caso los autobuses podrán seguir circulando por el Paseo Zorrilla:

Se mantendrá el itinerario habitual de las líneas de AUVASA. Se unificarán las paradas Paseo Zorrilla 65 frente centro comercial y Paseo Zorrilla 71 esquina Arzobispo García Goldáraz, de forma que el impacto sobre los usuarios sea el mínimo posible. A este respecto, se garantizará que el espacio de la parada quede bien acondicionado para la seguridad de los usuarios y el tránsito de los autobuses. Igualmente, se dotará del mobiliario de parada necesario.