Más de cien mil euros ( 110.000) ha invertido el Ayuntamiento de Valladolid en el entorno del colegio Giner de los Ríos, donde se ha ampliado el espacio para peatones; se ha instalado una nueva red de alumbrado más eficiente; nuevos bancos; un aparcabicis, y plantarán árboles junto al centro educativo. Así lo ha comprobado el alcalde, Oscar Puente, junto con el concejal de Movilidad y Espacio Urbano, Luis Vélez, y técnicos municipales, que  han visitado las obras de ampliación de  la acera en el itinerario peatonal de acceso al CEIP Giner de los Rios, en la calle Rastrojo entre avenida Miguel Ángel Blanco y calle Francisco Hernández Pacheco . En la visita han estado acompañados por representantes de la Asociación Vecinal “Pisuerga”, de Huerta del Rey.

Las obras de ampliación se han ejecutado durante los meses de julio y agosto en la acera del itinerario peatonal de acceso al colegio Giner de los Ríos, en la calle Rastrojo. Es un proyecto que había sido solicitado y aprobado en el último proceso de  los Presupuestos Participativos. Esta actuación se ha realizado con el Lote 1 del Contrato de Conservación de las Vías Públicas, adjudicado a la empresa Zarzuela.

Si bien el pavimento de la acera no presentaba un deterioro generalizado, es cierto que podía mejorarse claramente su anchura reordenando las superficies excesivas dedicadas a aparcamiento en batería, en una zona donde además no existe carencia de plazas sino todo lo contrario, lo que ha permitido la supresión de 15 de estas plazas. Asimismo, la propuesta vecinal incidía en la necesidad de dotarlo de arbolado y mobiliario, así como de mejorar la seguridad en los accesos al colegio.

La solución adoptada ha sido la ampliación de la acera hasta anchuras superiores a los 4 m. en los 160 m. de longitud de la intervención, reduciendo el fondo de los aparcamientos en batería del tramo más próximo a la calle Francisco Hernández Pacheco con la incorporación de alcorques para árboles de sombra allí donde no coinciden con los ejemplares próximos del propio patio del colegio y no son incompatibles con el alumbrado. En el tramo mar próximo a la avenida Miguel Ángel Blanco se ha transformado el estacionamiento de batería a línea, lo que ha permitido además la construcción de parterres corridos de pavimento terrizo que contendrán árboles en mayor número dado que en este tramo no existen en el patio.

Se ha ampliado el espacio peatonal hasta la línea de calzada en el frente de las dos puertas de acceso al colegio y su propio vado de acceso rodado, más la plataforma ampliada para la parada de bus. Todo ello conforma una gran superficie peatonal, pavimentada con losas de terrazo tipo pétreo de 30 x 30 x 6 cm. con colores y disposición similar a las de las recientes actuaciones realizadas en el Barrio Huerta del Rey.

En cuanto al mobiliario, se han instalado 9 bancos de listones de madera y en breve se colocará una valla de contención peatonal en el frente del sobreancho de la salida de educación infantil, así como un aparcabicis frente a la puerta de los mayores.

Se ha construido una nueva red de alumbrado reubicando los puntos de luz y se ha construido una red de riego para los distintos alcorques y parterres que va a ser conexionada en la avenida Miguel Ángel Blanco. La plantación del arbolado por el Servicio de Parques y Jardines se pospone para el final del otoño, como es habitual, por ser la época más adecuada.

Por último, y junto con las mejoras de accesibilidad ya enunciadas, se han mejorado y repavimentado los rebajes de los pasos de peatones y se ha desplazado la parada de autobús del sentido opuesto con su correspondiente plataforma para acercarla todo lo posible a la contigua al colegio, facilitando así su utilización y el transfer entre líneas.