El Ayuntamiento ha aprobado la congelación de impuestos y tasas por octavo año consecutivo. Se trata de una decisión inédita en el Ayuntamiento adoptada en la Junta de Gobierno. En consecuencia, en 2023 los vallisoletanos pagarán lo mismo que este año y lo mismo que en 2015, cuando se produjo el cambio de gobierno. Es más, se ha producido una reducción de la presión fiscal con la eliminación de la tasa de basuras.

El alcalde, Óscar Puente, ha contrapuesto esta congelación real de impuestos y tasas con las subidas aplicadas por los anteriores gobiernos municipales del Partido Popular: “Con el método aplicado por el PP los impuestos subirían el próximo año un 10,4%, porque el criterio del PP era aplicar el IPC del mes de agosto y este año supera el 10%. Esta es la realidad, con el Equipo de Gobierno del PSOE y VTLP no se impone ninguna subida, mientras que hasta 2015 se aplicaba el IPC de este mes.  Además, el alcalde ha recordado la supresión de la tasa de basuras, que ha supuesto un ahorro de más de 80 millones de euros para los ciudadanos.

Con la modificación aprobada hoy comienza la tramitación de las ordenanzas fiscales  del próximo año 2023 . Y, además, se mantienen todos los beneficios fiscales.

El próximo año supondrá también la normalización después de tres ejercicios económicos (2020,2021 y 2022) en los que se han implantado medidas extraordinarias desde el Ayuntamiento de Valladolid para paliar los efectos de la pandemia y contribuir a la recuperación económica y social. Medidas que han beneficiado a familias, autónomos y Pymes.