El número de personas mayores asciende a 81.558 y dentro de 10 años serán 10.000 más. El Servicio de Ayuda a Domicilio está concedido a 3.379 personas gracias a que el Ayuntamiento ha incrementado de forma notable el presupuesto desde 2015 para aumentar y mejorar la atención  

 

El compromiso del Ayuntamiento de Valladolid con las personas mayores se evidencia expresamente en el presupuesto destinado al Servicio de Ayuda a Domicilio, que ha pasado de 682.000 euros hace siete años a 3 millones en 2019 más y 9 millones en la actualidad. Pero al mismo tiempo el Ayuntamiento advierte a la Junta de Castilla y León de que si no incrementa su aportación económica el futuro en este ámbito de los servicios sociales se presenta insostenible por el envejecimiento de la población.

Año a año el dinero destinado por el Ayuntamiento de Valladolid a los mayores aumenta de forma progresiva porque el objetivo de las políticas sociales del Gobierno Municipal liderado por Óscar Puente es que las personas estén en su hogar el mayor tiempo posible, procurando las atenciones que sean necesarias para que los mayores y las personas dependientes sigan viviendo en su entorno, con autonomía y con acciones que contribuyan a su  bienestar.

Sin embargo, el estudio que ha realizado el Ayuntamiento sobre la evolución de la población alerta de una evolución muy preocupante, insostenible si se mantiene el objetivo de atender adecuadamente todas las necesidades de los mayores.

Los datos aportados por el alcalde, Óscar Puente, y la concejala de Servicios Sociales y Mediación Comunitaria, Rafaela Romero, constatan cómo la financiación del Ayuntamiento ha ido incrementándose de forma progresiva, mientras que la aportación de la Junta prácticamente ha quedado congelada en menos de 7 millones de euros anuales, a pesar de que las necesidades son mayores año a año.

Este servicio, que contribuye a que las personas permanezcan en su entorno habitual de vida, dispone de cuatro modalidades:

  • El servicio de ayuda a domicilio de atención personal, que tiene por objeto el apoyo mediante cuidados personales y la realización de tareas domésticas en el domicilio.
  • El servicio de comida a domicilio, que distribuye comida y cena a domicilio a personas con dificultades en su autonomía personal.
  • El servicio de lavandería, que facilita los medios para el lavado y planchado de ropa .
  • Y el servicio de respiro familiar, que proporciona acompañamiento y cuidados de carácter puntual a personas con dificultades en su autonomía personal como medida de apoyo y respiro a las familias que las cuidan habitualmente.

 

Financiación del Servicio de Ayuda a Domicilio

El SAD se financia por tres vías: la Junta de Castilla y León, el Ayuntamiento de Valladolid y los propios usuarios del servicio. La Ley 16/2020 de Servicios Sociales de Castilla y León dispone cómo ha de ser la financiación del sistema de servicios sociales de responsabilidad pública. Esa norma establece que corresponderá a la Junta de Castilla y León la financiación del 90% de los módulos establecidos para los gastos derivados de la ayuda a domicilio, y que, a su vez, las entidades locales deberán aportar el 10% de la financiación. Además, los ayuntamientos podrán disponer la financiación complementaria adicional que consideren oportuna para la mejora del servicio.

La financiación de la Junta de Castilla y León se limita a  casi 7 millones al año:  6.933.035 € para cada uno de los años 2021, 2022 y 2023.

El Ayuntamiento de Valladolid considera que las cantidades que aporta la Junta de Castilla y León son manifiestamente insuficientes para garantizar el presente y también el futuro ante el creciente número de usuarios y las nuevas necesidades que tienen las personas mayores. La desproporción es evidente: en 2015 el presupuesto para atender este servicio ascendía 5.480.000 €, cantidad que ha ido aumentado hasta los 13.414.184 €. Pero mientras que el dinero aportado por el Ayuntamiento ha creciendo de forma progresiva, la aportación de la Junta ha sido tan limitada que si en 2015 la contribución de la Administración Autonómica cubría el 87,5% del Servicio, el pasado año solo llegó al 52,1%.

Como las políticas sociales del Ayuntamiento de Valladolid son prioritarias, el presupuesto municipal seguirá aumentando para que nadie quede desamparado.  Este año 2022 el presupuesto necesario asciende a  18 millones de euros y en 2023 se prevén 20,5 millones. Si la Junta de Castilla y León no modifica al alza su presupuesto, la aportación se reducirán al 38,7% este año y el 33,9 el siguiente.

Desde el año 2020 en el presupuesto del Ayuntamiento se incluye también la aportación de los usuarios, estimada en un 15%.

Evolución de la población en la ciudad

El diagnóstico, a fecha de hoy, revela que es imprescindible una mayor aportación económica de la Junta por el progresivo envejecimiento de la población. El número de mayores de 65 años asciende a 81.558, de los cuales 25.000 tienen más de 80 años.  La proyección indica que dentro de tres años, en 2025, los mayores de 6 años serán 91.000 (casi 10.000 más) y de ellos 31.237 cumplirán más de 80 años, con las consiguientes necesidades.

2018 2022 2023 2024 2025
Personas mayores 65 años 76.587,00 81.558,00 82.356,64 86.612,64 91.098,64
Personas mayores 80 años 23.333,00 24.918,00 24.298,64 27.687,64 31.237,64

 

En consecuencia, las administraciones deben realizar un esfuerzo acorde a la población que solicitará este servicio. “El Ayuntamiento de Valladolid atenderá a las personas mayores.  Por ello, se prevé dedicar más de 20 millones, exactamente la previsión es llegar a los 20.584.150 € en 2023 al Servicio de Ayuda a Domicilio, cifra que irá creciendo notablemente hasta los más de 30 millones de euros en 2026”. Así lo ha prometido el alcalde, Óscar Puente, al mismo tiempo que ha instado al Gobierno Regional a asumir su responsabilidad en este ámbito, para evitar que se generen listas de espera y los mayores queden desatendidos.

Impacto positivo en el empleo

Además de procurar el bienestar de las personas mayores en situación de vulnerabilidad y dependencia y  garantizar la tranquilidad de sus familias, el Servicio de Ayuda a Domicilio tiene efectos muy positivos sobre el empleo. Así, en 2018 el número de trabajadoras en este ámbito –la inmensa mayoría del empleo generado en este ámbito es femenino – era de 542. Este año son ya casi 800 las personas que trabajan en este sector. Y la previsión es que en el próximo 2023 se supere el millar de empleadas. Pero, aún más, gracias a las modificaciones introducidas en los procedimientos de contratación por el Ayuntamiento de Valladolid, no solo hay más puestos de trabajo, sino que se han mejorado las condiciones económicas y laborales de quienes desempeñan esta labor, que cada vez tienen una mayor cualificación.

La financiación a fecha de hoy, 11 de mayo de 2022

El presupuesto previsto inicialmente para 2022 para   Servicio de Ayuda a Domicilio asciende a 13.087.000 euros; sin embargo, con el gasto que se tiene actualmente, únicamente para mantener el número de horas de atención, está previsto un gasto de 14.612.710 euros. Por tanto, ya se contabiliza un déficit de 1.525.710 euros.

Si además se conceden nuevas solicitudes de altas nuevas y de aumento de intensidad, tendría que aumentar ese presupuesto aproximadamente en un 15%, lo que supondría 16.804.617€.

Conclusión: a fecha de hoy se requiere  un suplemento de crédito de 3.717.817 € para el año 2022.

Personas y familias beneficiarias 

El Servicio de Ayuda a Domicilio está concedido a  3.379 personas, de las cuales 200 son menores de 65 años, pero  tienen  discapacidad y/o dependencia.  Y 3.139 son personas mayores de 65 años.

Entre las personas mayores beneficiarias 2.471 tienen más de 80 años (73,13% de las personas usuarias del servicio).

En 2018 las personas mayores de 65 años incluidas en este Servicio eran 3.008 y en la actualidad con 3.139, pero el  número de horas de atención se ha incrementado en este periodo de cuatro años un 30%.

 

SERVICIO-DE-AYUDA-A-DOMICILIO-1.pdf