El Ayuntamiento de Valladolid ha vuelto a aprobar esta mañana en Junta de Gobierno un presupuesto récord para 2023 que anticipa una nueva etapa en la transformación de la ciudad. Unos presupuestos que, según ha asegurado el alcalde, Óscar Puente, representan un peldaño más en la misma dirección, si bien anticipan la que va a ser una nueva etapa en la historia de la ciudad, que ya se vislumbra. «Nos disponemos a encarar un lustro de intensa transformación en muchos aspectos, entre los que destacan el industrial, el ecológico, el logístico y el tecnológico, y lo hacemos estando preparados”

Los 404 millones de euros del Presupuesto del Ayuntamiento de Valladolid y los 78 millones de euros de inversiones en 2023 están dirigidos a la transformación de la ciudad. Superada la pandemia, con las cuentas municipales saneadas, se inicia una nueva etapa en la que el Gobierno Municipal impulsará la actividad económica y el desarrollo sostenible en todos los ámbitos con el objetivo de mejorar la calidad de vida y el bienestar de la sociedad vallisoletana.

El presupuesto del Ayuntamiento de Valladolid propiamente dicho, alcanza los 342.890.895 € (un 6% más que en este 2022). El de la Fundación Municipal de Cultura asciende a 18.145.118 €. El presupuesto de la Fundación Municipal de Deportes a 14.646.504 €. El de la Sociedad de Autobuses Urbanos de Valladolid AUVASA a 43.105.509 €. El de la Sociedad Municipal de suelo y vivienda VIVA a 9.667.753 €. El de la empresa de servicios funerarios NEVASA a 4.923.219 € y, finalmente, el de la Entidad Pública Empresarial Local AQUAVALL a 27.660.294 €.

En su formato consolidado este es el presupuesto más elevado de la historia del Ayuntamiento, superando los 400 M€. En concreto son 404.525.457 €. Una cantidad que es un 5,6% superior a la de este 2022 y un 41% más alta que la que fue aprobada en nuestro primer presupuesto para el ejercicio 2016.

Este dato demuestra de qué manera las políticas de este Equipo de Gobierno están fortaleciendo el sector público municipal. De hecho, el valor patrimonial del Ayuntamiento, es decir, el patrimonio público municipal que es de toda la ciudadanía de Valladolid, se ha visto multiplicado por tres en estos años del Gobierno Municipal formado por el PSOE y VTLP”. Y el incremento del Presupuesto y las inversiones se ha logrado a pesar de que en este periodo se han congelado los impuestos: los ciudadanos pagarán el próximo año 2023, lo mismo que en 2015. Incluso, menos dinero porque la primera gran decisión en materia fiscal del Equipo de Gobierno liderado por Óscar Puente fue la supresión de la tasa de basuras.

En estos ocho años el IPC se ha incrementado un 19% en Valladolid. Esta congelación tributaria, unida a la eliminación de la tasa de basuras en 2016, ha ocasionado una pérdida de ingresos de más de 112 M€ .

A pesar de esta importante merma de recursos corrientes, de los estragos causados por la pandemia (ante la cual quiero recordar que fuimos el Ayuntamiento de España que más esfuerzo hizo en proporción a su tamaño para ayudar a PYMES, autónomos y sectores más afectados) y a pesar también de las recientes consecuencias económicas derivadas de la invasión rusa de Ucrania y la crisis energética, también estamos en condiciones de presentar un presupuesto récord en cuanto a inversiones”, ha afirmado el alcalde.

Inversiones en la ciudad

Una buena parte de estas inversiones corresponde a proyectos que cuentan con financiación a cargo de los fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia Next Generation de la UE, suponiendo 21,3 M€ de los casi 78 M€ dedicados en total a este capítulo.

Destacan, entre ellos, el centro de control de la movilidad, los “aparcabicis” seguros y el sistema de alquiler de bicicletas, con 1,9 M€. El proyecto “Caminos de biodiversidad”, con casi 2 M€ cada uno. Las nuevas instalaciones para bio-residuos, con 1,6 M€. Los proyectos de rehabilitación de una nave del LAVA y una parte del Museo Patio Herreriano, con 1,5 M€ para cada uno, o los de reforma de la Casa Consistorial y San Benito, que suman otro 1,2 M€.

El proyecto “ciudades conectadas” cuenta con 1,6 M€. La intervención en el Pinar de Antequera, 1,4 M€. La mejora del sistema de recogida de residuos orgánicos, 1,3 M€. Diferentes proyectos de digitalización, también por valor de 1,3 M€. El Teatro Lope de Vega, 1,1 M€. Para Mercados Municipales 0,8 M€ o para los elevadores de la zona este de Parquesol, 0,7 M€.

Hay otras inversiones financiadas con recursos propios: la adquisición de viviendas para engrosar el parque municipal con 5,3 M€; la conservación de zonas verdes, con 5,2 M€; las actuaciones en el polígono de Argales y el Camino Viejo de Simancas, que suman 2,8 M€ entre ambas; 1,8 M€ para alumbrado público, 1,6 M€ para la rehabilitación del “29 de Octubre”, 1,3 M€ para el centro de control del tráfico, 1,1 M€ para equipamientos de Policía y Bomberos, 1 M€ para distintas actuaciones en materia de medio ambiente, otro millón para nuevos vehículos del Servicio de Limpieza y otro millón más para el nuevo polideportivo del CEIP Miguel Delibes, entre otras partidas.

Gasto corriente del Ayuntamiento

Cabe destacar también que la previsión de gasto corriente del Ayuntamiento aumenta un 10% para 2023. La mitad de esta subida la acapara el Área de Servicios Sociales, que dispondrá de un 20% más que en 2022 en este apartado, elevando un año más su presupuesto total hasta alcanzar los 36,7 M€.

Por volumen, tres áreas de gestión abarcan el 53% del presupuesto municipal: Planificación y Recursos (63 M€); Salud Pública y Seguridad Ciudadana (62,7 M€), y Movilidad y Espacio Urbano (55,7 M€). Porcentualmente, las Áreas que con respecto al año anterior más aumentan su presupuesto inicial son, en esta ocasión: Cultura (+24,2%), Planeamiento urbanístico y vivienda (+24,1%), Medio Ambiente (14,4%) y Salud Pública y Seguridad Ciudadana (+14,3%).

Por otro lado, cabe tener en cuenta que para el ejercicio 2023 continúan sin efecto legal las reglas fiscales, lo cual permitirá un uso mucho más flexible de remanentes o ahorros. Buena prueba de ello, por ejemplo, es que la aportación municipal de 8,2 M€ prevista para el año que viene a la Sociedad Valladolid Alta Velocidad para la operación de integración ferroviaria, será adelantada a este mismo ejercicio 2022, por lo que no aparece consignada en el presupuesto de 2023.

La deuda municipal, por debajo del 55%

Por otro lado, se reduce un 30% la posibilidad de financiación vía préstamos con respecto a este año, hasta un máximo de 35 M€, al tiempo que se multiplica por cinco la previsión de gasto financiero debido a la subida de los tipos de interés, pasando de los 0,7 M€ en este 2022 a los 3,4 M€. Estas cifras están lejos de los 6 M€ que suponía este pago de intereses en 2007.

Al finalizar este año el nivel de endeudamiento municipal se situará en el 54,8% de nuestros recursos corrientes, es decir, un 3% más que cuando llegamos al gobierno municipal en 2015 y muy lejos también del techo histórico del 98,4% que llegó a alcanzarse en el año 2010.

Óscar Puente ha defendido la idoneidad de los Presupuestos del Ayuntamiento de Valladolid con los objetivos de los organismos internacionales, en concreto los ODS, que pretenden erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad a través de un crecimiento sostenible: “Cuando asumimos el gobierno municipal lo hicimos convencidos de la necesidad de sintonizar nuestras políticas con los objetivos de desarrollo sostenible. Una visión a 15 años vista, con horizonte 2030. Este convencimiento nos llevó incluso a aprovechar los casi tres años de pandemia para acelerar reformas e inversiones clave para mejorar el nivel de calidad de vida de la ciudad a largo plazo. Pues bien, el tiempo y los resultados se están encargando de demostrar que nuestra estrategia es la acertada. Basta comparar nuestra situación actual con la de otras ciudades y administraciones”. Se inicia así una etapa de transformación de la ciudad.

“El Ayuntamiento de Valladolid ha desplegado bien sus velas, ha puesto a punto la nave. Tenemos unas cuentas saneadas, unos servicios públicos robustos, grandes inversiones en marcha y, por tanto, estamos listos para aprovechar al máximo la fuerza del viento. Lo más importante es que tenemos muy claro a dónde queremos ir. El timón está guiado por el interés general con el objetivo de mejorar el bienestar de todos los ciudadanos”, ha destacado el alcalde de Valladolid, Óscar Puente.