Esta es la lección que Victoriana nos deja a los 90 años. Sus palabras aún resuenan en el Salón de Recepciones del Ayuntamiento de Valladolid, donde se ha conmemorado el Día Internacional de las Personas de Edad. El acto, celebrado en la centenaria Casa Consistorial, ha contado cona un grupo de mujeres y hombres que han superado la barrera de los 100 años de vida y que han podido acudir a este homenaje.

Adela, Zoilo, María Alfonsa, María Andrés, Cándida, Mari Paz Bardón y Mari Paz Martín, Florencia, Olegaria, María del Carmen Bombín, Carmen Guilarte, Tomás, Isidro, Eduardo, María Soledad, Petra, Aurea, Juliana, Constancia, Felisa, Leonor y Milagros.

El alcalde, Óscar Puente, ha dado la bienvenida también a los familiares y acompañantes de los homenajeados, a los miembros de los consejos de los doce Centros de Personas Mayores de la ciudad, así como a las personas que representan a las entidades que forman parte de la Mesa de Mayores del Consejo de Servicios Sociales. El acto ha contado con la participación de la concejala de Servicios Sociales y Mediación Comunitaria, Rafaela Romero y una amplia representación de los grupos políticos que forman la Corporación Municipal.

El alcalde ha enfatizado la aportación de las personas mayores a la sociedad actual: «También es muy relevante vuestra contribución a la sociedad por razones cualitativas, esas por las que quienes pertenecemos a generaciones posteriores estaremos en permanente deuda con vosotros y vosotras porque habéis luchado de manera incansable para que los que hemos venido después podamos disfrutar de una buena calidad de vida y de los derechos que gozamos hoy en día. Es de justicia que no lo olvidemos y que os lo agradezcamos en cuanto se presente la ocasión. Sois la generación de los sacrificios».

Edad 3

«Los mayores sois personas con una amplia experiencia vital, y que aún mantenéis ilusiones, esperanzas y muchas ganas de disfrutar de la vida. Y el Ayuntamiento de Valladolid quiere que podáis cumplir esas aspiraciones y que lo hagáis en condiciones de autonomía, valiéndoos por vosotros mismos, durante el mayor tiempo posible. Por eso promovemos actuaciones que favorecen el envejecimiento activo y, además, fomentamos la participación de las personas mayores en todos los ámbitos, tal y como hacemos esta tarde, en el que sois protagonistas de un evento tan destacado en la vida social de la ciudad. Por eso en el futuro los centros de mayores se llamarán centros de vida activa«.

«Afrontar el envejecimiento con éxito -ha continuado el alcalde – pasa por dar respuestas a las necesidades de una sociedad intergeneracional, plural y diversa, donde todas las personas disfrutemos de derechos como ciudadanos en todas las etapas de la vida y en la que nadie se sienta excluido por motivos de edad. Por eso, hemos de convertir el envejecimiento en una etapa de plenitud, una etapa en la que se abran oportunidades para las personas mayores. Para ello debemos considerar la autonomía de las personas mayores como un objetivo primordial. Y a la consecución de ese objetivo se suma, con entusiasmo, el Equipo de Gobierno municipal que tengo el honor de presidir».

En consecuencia, Óscar Puente ha reiterado el compromiso del Gobierno Municipal: «Para nosotros, el bienestar de las personas mayores tienen una importancia capital; por ello, año a año, el área de Servicios Sociales incrementa el presupuesto dedicado a vuestra atención, porque queremos que en nuestra ciudad se cuide con calidad y calidez a las personas mayores, para que viváis mucho y viváis bien. Continuamos trabajando, con tanta dedicación como siempre, para garantizar el funcionamiento de unos servicios municipales de calidad que tengan de forma permanente presentes las necesidades y las preferencias de las personas mayores.»

El 14 de diciembre de 1990 la Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 1 de octubre como el Día Internacional de las Personas de Edad, que hoy, 32 años después, seguimos conmemorando. Ese Día Internacional se estableció con la noble intención de consagrar y promover los derechos de las personas mayores, y en ese propósito nos seguimos empleando en el Ayuntamiento de Valladolid.

Según la Organización Mundial de la Salud, España se encuentra entre los cinco países con mayor esperanza de vida del mundo. Eso supone que nuestro país cuenta con un importante número de personas mayores, que están llamados a continuar desempeñando un papel relevante en la sociedad. Así es desde el punto de vista cuantitativo, como puede observarse tomando como ejemplo nuestra ciudad. Efectivamente, según datos del último padrón municipal, el porcentaje de personas mayores supera el 27% de la población total de Valladolid, por cuanto 81.200 de nuestros vecinos y vecinas tienen más de 65 años, de los cuales más de 24.570 superan los 80 años. Y resulta evidente, a tenor de los datos demográficos, que la proporción de personas mayores va a seguir creciendo en los próximos años.

Y aprovechando esta oportunidad el alcalde ha recalcado la labor que realizan en la actualidad: «Es de justicia que se ponga de manifiesto la gran labor que realizáis las familias de las personas mayores, que veláis, con dedicación, generosidad y ternura, por su bienestar. Vuestra labor es imprescindible e irremplazable».

Edad. 2

Y después ha llegado el capítulo de agradecimientos:

Victoriana de Francisco Estebaranz, que ha intervenido en el acto. Una mujer de 90 años, una vallisoletana que nació en Castilnovo, Segovia, y que lleva residiendo en el barrio de La Rondilla desde hace más de 30 años. Victoriana, que ha sido usuaria del Centro de Personas Mayores de ese barrio, y que sigue vinculada al mismo, ha escrito un libro, a petición de su nieto, que lleva por título «Las cosas que nunca conté», en el que narra, de forma optimista y con naturalidad, lo difícil que fue la vida en los años de la Guerra Civil y de la posguerra, y como paulatinamente fueron mejoran las condiciones económicas y sociales.

A la Escuela Municipal de Música que, como siempre que se la requiere, también está presente en este entrañable acto.

Al personal de la Concejalía de Servicios Sociales, con Rafaela Romero a la cabeza, que ha trabajado denodadamente para que todo salga lo mejor posible esta tarde.

Y, por supuesto, gracias a todos los asistentes al acto, que ha recuperado con toda la emoción el periodo anterior a la pandemia, con flores, abrazos, aplausos y acompañamiento a «La chica ye ye», la canción de la paisana Concha Velasco, que ha puesto el colofón al homenaje a las personas de más edad de Valladolid.